CORRUPCIÓN

Acaso porque el análisis morfosemántico de la palabra corrupción la define como sustantivo abstracto, se hace difícil para el pueblo llano, para el común de los mortales, comprender su concepto, su peso específico, sus hilos y entramados; pudiendo ser además, para agregar a la confusión, que el monto de las cifras que la corporizan y concretizan hacen complicado interpretarla y dimensionarla para el ecuatoriano ordinario, que gana un sueldo básico y que no alcanza a saber si esas cantidades caben en su bolsillo, en su billetera, en una caja de zapatos o en una bodega.

Pero, ¿Cómo comienza y se gesta en la persona humana la corrupción? pues es fácil rasgarse las vestiduras y mirar “desde afuera”, como se nos enseñó: “la paja en el ojo ajeno  y no la viga en el nuestro”. ¿Cómo nace, cómo se interioriza e impregna en el alma humana y, acaso, es ahí donde está el detalle?, pues lo que florece en el adulto se germina en el infante.

¿No es acaso corrupción la copia durante exámenes?. Y a veces, cuando exigimos la nota por la nota, cuando pedimos que el diez sea lo menos que se pueda obtener por parte de nuestros hijos; ¿no estamos también forzando a que se nos complazca independientemente de los medios a utilizarse?, pues ciertamente no todos tenemos las mismas habilidades y destrezas para cada una de las ciencias y saberes. Pero si el diez es lo que tranquiliza a mi padre, yo veo cómo lo consigo.

¿Acaso no es corrupción tomar lo ajeno sin consentimiento y para mi disfrute? Y cuantas veces se le dice a un niño o a un joven: “No tengo dinero para eso, ve tu como te las arreglas”, y el niño o el adolescente salen a robar minucias: parte del “lunch”, pequeños objetos que satisfacen necesidades.

¿Y acaso no es corrupción ir cada año de colegio en colegio particular sin pagar ninguno?. Y los chicos se dan cuenta y saben las estrategias que usan sus padres, y crecen en ellas, las asumen y asimilan, y van dejando dentro de sí,  la semilla que más tarde aparecerá como mala hierba en la mente y en el corazón.

La corrupción también se enseña, debemos por tanto cuidar los ejemplos.

No Comments

Post A Comment