La educación y la campaña

En otro momento histórico, similar al que vivimos, surgió un eslogan que vale la pena recordar hoy, para forzar a quienes pretenden conducir nuestro país, a definirse en cuanto al valor que dan a la educación como factor de desarrollo y la importancia de esta en su gobierno.

En efecto, se decía “si tu candidato no habla de educación, cambia de candidato”, drástico pero oportuno. Busquemos, pidamos, exijamos que cada uno de ellos defina lo que la educación significa para sí y cuánto harían por desarrollarla y mejorarla.

Si revisamos las últimas décadas, la caída de la salud democrática de nuestro país corre a la par de la caída del sistema educativo nacional, se corresponden, se identifican. A menor calidad educativa, menor es la calidad de la democracia por la que se optó, pues al no haber análisis, contraste, capacidad de comparación, se impusieron circunstancias baladíes en la selección de aspirantes y mandatarios.

Hay mucho por hacer en lo educativo. La educación pública pese a los esfuerzos de uno u otro ministro está rezagada, vive entre males que le son crónicos. La falta de infraestructura, la superpoblación de las aulas, la pobre selección del docente, la incapacidad de una buena y aceptable gobernanza, entre otras causas, hacen que el mundo de la educación fiscal se haya quedado rezagado y siglos atrás entre nosotros.

Necesitamos establecer un plan, un programa de desarrollo educativo que vaya poco a poco estableciendo los cambios necesarios para modernizar y actualizar nuestro modelo educativo nacional, a fin de que los logros no queden solo como excepción en las manos de profesores voluntariosos e instituciones mejor organizadas.

Debemos establecer un modelo nacional que atienda las especificidades de nuestro país, la urgencia de una educación para la ruralidad, para lo técnico, para los mandos medios que no necesariamente se deben encaminar hacia la universidad.

Que los candidatos nos hablen de educación y cómo perciben el desarrollo de nuestro país a partir de mejorarla y, develando la importancia que esta tendría en su gobierno.

Dr. Abelardo García Calderón

Sin Comentarios

Publicar un Comentario

Abrir chat