PROPEDÉUTICO

Otra oferta de campaña muy repetida, sobre todo por los jóvenes candidatos a la Asamblea, fue la de crear un año propedéutico para recuperar los vacíos y desbalances académicos de los bachilleres al intentar conseguir su acceso al nivel universitario.

Es claro que hay retrasos y deficiencias muy grandes y difíciles de salvar en quienes pretenden ser universitarios, porque muchos de esos vacíos vienen generados desde la educación básica o se han producido en la laxitud que se ha vuelto muy común en el nivel medio. La universidad vista como derecho al que debo acceder, ha quitado entrega y voluntad para ser alcanzada.

Pensar en un propedéutico de un año lectivo, está bien como solución temporal, como parche para solucionar un problema del sistema, pero jamás como una solución en el largo plazo, a menos que queramos con el tiempo tener que realizar propedéuticos para nivelar aprendizajes no realizados en propedéuticos.

Lo importante, lo necesario, lo vital, es fortalecer nuestro nivel medio con firmeza y exigencias claras para que el estudiante se esfuerce y ponga de su parte para alcanzar las metas deseadas y buscadas; recordemos que el acto de estudiar es un acto de voluntad en el que se entremezclan el deseo de triunfo, las ganas de realización y la lucha por superarse. Si seguimos regalando los pases de año haciendo casi imposible la repitencia necesaria, estaremos condenados a graduar gentes sin conocimientos, sin coraje, sin capacidad de emprender.

Hagamos pues la nivelación necesaria para la que ciertamente no se requiere de leyes especiales. Las universidades en su autonomía, deberían, de acuerdo a sus perfiles de ingreso, establecer sus condiciones, y mediante una evaluación seria y real del aspirante, determinar quién va directamente a la carrera y quien ha de necesitar ese año lectivo de recuperación en el que deberá aprender lo no aprendido en el nivel anterior. Pero que esto sea tan solo una solución temporal hasta que la definitiva, que sería la de darle calidad a los niveles básicos y medios, entreguen verdaderos frutos y estudiantes mejor preparados.

 

Dr. Abelardo García Calderón

 

Sin Comentarios

Publicar un Comentario

Abrir chat