La Crisis y el COVID

La crisis económica que se instalara en el país como herencia de diez años de dispendio y el COVID desde el año pasado, se han encargado de ir cumpliendo los  deseos de desaparecer la educación privada nacional que se alzó como bandera de lucha en la época del exministro Espinosa. Así, para el inicio del 2019 se cerraron a nivel nacional 200 planteles particulares y para el año lectivo 2020, otros 208 siguieron la misma senda.

Para el arranque del 2021 aún no hay datos de cierres, pero sí sabemos, según el Archivo Maestro de las instituciones educativas que registra el Ministerio, que 180 mil estudiantes a nivel país pasaron del subsistema privado a la educación fiscal, haciendo caer el porcentaje de alumnos que estudian en colegios particulares a tan solo el 16% del universo estudiantil.

Datos duros y cifras que hablan solas de una realidad nacional educativa fuertemente golpeada y que poco puede hacer por las complicaciones económicas para atender y acoger tan fuerte demanda de cupos escolares.

Los problemas a resolver son muchos y la búsqueda de opciones debe ser radical para generar un nuevo modelo más allá de lo público y privado. Al margen de ideologías para salvar la educación, hay que ponerse la camiseta país.

Lo curioso es, que de esos 180 mil estudiantes que dejan el sector privado solo 80 mil van al sector público o acaso menos, pues ahí también habrá de restarse el número de estudiantes que llegan por primera vez a la educación básica. ¿Dónde están los 100 mil y más alumnos que desaparecen de las cifras?. Simplemente desertan o acaso migran o en menor número se inscriben en programas a distancias internacionales, sin validez en el país. En todo caso habrá que identificarlos y para sus casos buscar soluciones.

Como se ve, la crisis económica y el COVID han maltratado fuertemente al sistema educativo nacional. Es necesario pues trabajar en búsqueda de soluciones que configuren una salida para que logremos como nación formar gentes debidamente preparadas para enfrentar los retos que pone por delante el siglo XXI a los individuos que les ha tocado vivir en él.

 

 

Dr. Abelardo García Calderón

 

Sin Comentarios

Publicar un Comentario

Abrir chat