¿Y el material educativo?

Con entusiasmo y sin duda con razón, se anuncia que al menos 600 productos de importación pasarán a arancel cero o a revisión de estos para beneficio de la industria y la producción en general, y no se diga del ciudadano consumidor. Hay beneplácito y buenos augurios en los sectores que ya se conocen serán beneficiados.

Hoy, nosotros queremos recordar que sin duda la base primigenia de la producción está en el ser humano, en sus capacidades, en su inteligencia, en su posibilidad industriosa, comercial o creativa; acaso por ello, no debería dejarse sin contemplar la posibilidad de dar idéntico tratamiento para aquellos productos que son material educativo y que obviamente tasas, aranceles o impuestos los encarecen o hacen imposible que a ciertos sectores de la educación privada y a la educación pública, puedan siquiera llegar como herramientas de apoyo para las clases que hoy demanda el estudiante del siglo XXI.

Materiales para laboratorios de las distintas ciencias que son parte del currículo, material tecnológico, como proyectores, pizarras electrónicas y equipos tecnológicos que actualizan la clase y facilitan la capacidad comprensiva del estudiante, deben también ser considerados para estas exoneraciones y exención.

Siempre nos ha parecido triste y lamentable que el material didáctico para el jardín de infante, al ser considerado como juguetería,  sea tan duramente castigado en tasas e impuestos, por ello hoy, cuando se anuncian esas revisiones, queremos recordar a los ministerios de Comercio y Economía que este sector existe y que requiere también del apoyo del Estado para llegar a niveles de modernización.

Ojalá que el señor Presidente, hombre sensible ante procesos formativos, recuerde a sus colaboradores la necesidad de atender un clamor que es urgente, a fin de facilitar los procesos de teleeducación y/o de formación moderna en las aulas, de conformidad a los tiempos y al tipo de estudiantes que hoy se debe educar.

El material didáctico es esencial para preparar gente capaz de producir.

 

Dr. Abelardo García Calderón

 

Sin Comentarios

Publicar un Comentario

Abrir chat