Manejo de emociones en el aula y hogar

La educación para nuestros niños y jóvenes no se basa solo en lo académico; hay estructuras y herramientas sociales muy importantes que deben también deben desarrollarse a la par tanto en el hogar como en la escuela y que son vitales para los niños y jóvenes durante toda su vida.

Padres y maestros debemos enseñar a los jóvenes a manejar sus emociones, a controlar sus impulsos, a relacionarse adecuadamente y a comunicarse de manera acertada.

Nuestra preocupación   •Primero la seguridad física

¿Y la seguridad emocional?

  • Procuramos evitar que caigan y se lastimen las rodillas, pero qué hacemos para ayudarlos cuando se sientan inseguros o temerosos, que no se derrumben frente al fracaso o al rechazo.
  • La seguridad en si mismos se debe reforzar constantemente.

Las emociones abarcan desde la alegría y el afecto hasta la ira y la frustración, algunas son agradables y otras no, pero todas intervienen de modo decisivo en la vida de un niño. Los adultos debemos apoyar a los niños a conocer mejor sus emociones, ser más sensibles a las emociones de la gente y a encontrar la manera de controlar las emociones que experimentan .

Los niños aprenden a leer las emociones de los demás basados principalmente en las expresiones faciales y por  el lenguaje corporal. Mientras el niño está conociendo mejor las emociones, también adquiere una mayor capacidad de regular lo que siente, aprende que incluso las emociones positivas deben controlarse.

“Los niños necesitan creer en lo que sus padres les dicen y que pueden recurrir a ellos cuando tienen dudas, problemas físicos o emocionales”

 

Dra. Patricia Zeas de Alarcón

Sin Comentarios

Publicar un Comentario

Abrir chat