¿Por qué contar con las certificaciones de France Education International?

Escrito por: Mme. Raquel Suasti – Coordinadora del Dpto. de Francés del IPAC. 

France Education International (ex CIEP) es una institución pública del Ministerio de Educación de Francia que apoya la difusión del idioma francés. Dentro de sus principales competencias se encuentra la gestión de diplomas para extranjeros no francoparlantes, correspondiente a los niveles del Marco Europeo Común de Referencia para las lenguas el DILF, DELF y DALF. 

En el IPAC, los estudiantes se presentan a realizar los exámenes para obtener el Diploma DELF,  niveles A1, A2, B1. 

Todos las personas tienen la oportunidad de certificar su nivel de francés, pues el DELF/DALF “tout public” es para los candidatos que tienen más de 17 años. El DELF Junior es para los candidatos que tienen entre 12 y 16 años. El DELF Prim es para niños entre 7 y 11 años

Los estudiantes del IPAC obtienen diploma de Estudios de lengua Francesa (DELF), documento de carácter oficial y de reconocimiento internacional, expedido por el Ministerio de Educación de la República Francesa para certificar el nivel de posesión de los hablantes no nativos de francés alrededor del mundo. Los diplomas DELF y DALF no caducan.

 

Te puede interesar: Conoce la metodología que aplicamos en cada nivel de educación. 

En Ecuador, las Alianzas Francesas son el centro autorizado para la rendición de los exámenes DELF – DALF, sujetándose a las fechas del calendario oficial publicado al inicio de cada año por France Education International.

¿Por qué es importante contar con las certificaciones de France Education International?

 

Actualmente, existen más de 1000 centros de exámenes oficiales en el mundo, distribuidos entre 173 países para poder certificar en idioma francés, una lengua hablada por más de 270 millones de personas en el mundo en los 5 continentes.

La diferencia entre conocer un idioma y acreditarlo radica en el valor que aporta el título a la hora de pensar en nuevos retos profesionales, en oportunidades educativas y hasta en vivir en un país francófono. Estar acreditado en el idioma se convierte en una ventaja competitiva. 

La adquisición de una lengua debe ir de la mano con el planteamiento de estrategias que contribuyan a desarrollar la competencia cultural. En los procesos de clase se deben incluir elementos como artículos de prensa, películas, lectura de libros y el uso de internet. Estos elementos potenciarán el saber ser y el saber hacer en nuestros estudiantes frente a una sociedad diferente a la nuestra y sumergirse en un nuevo enfoque de la vida. 

Te puede interesar: Padres sobreprotectores, consejos para criar hijos independientes.

Dominar el idioma y tener una visión más amplia del mundo a nivel cultural hará de nuestros estudiantes, niños y jóvenes más dispuestos a alcanzar el éxito académico y profesional.

 

Sin Comentarios

Publicar un Comentario