¿Qué es el esquema corporal?

De acuerdo con Le Boulch, el esquema corporal es el conocimiento innato que tenemos de nuestro cuerpo, en relación con el espacio y los objetos que nos rodean.

A diario percibimos imágenes y sensaciones que nos ayudan a comprender lo que pasa a nuestro alrededor, y es a través de nuestro cuerpo que logramos identificar lo concreto, lo real. Gracias a este cuerpo, creamos una imagen mental de nosotros mismos, y ese es nuestro esquema corporal. 

Esquema corporal, gran dilema ¿Derecha o Izquierda?

 

En su edad escolar, el niño empieza a definir su esquema corporal y a orientar su lateralidad, lo cual lo ayudará a elegir y diferenciar la derecha de la izquierda, y a descubrir la independencia que existe entre sus brazos y su tronco. 

Durante este periodo de descubrimiento y elección es preciso motivar y facilitar la manipulación de objetos, materiales y texturas. Es muy importante evitar ejercer todo tipo de presión o forzamiento en cuanto a una elección, ya que puede llevar a confusiones o a inhibir el desarrollo normal de su lateralidad.

Te puede interesar: Padres sobreprotectores, consejos para criar hijos independientes. 

 

Una vez identificada la mano dominante, es imprescindible desarrollar su destreza y control psicomotriz, para lograr una óptima coordinación de la mano con la mirada; lo cual facilitará el aprendizaje de la lecto-escritura.

El juego: Gran aliado del esquema corporal

 

La creatividad e iniciativa que se fomentan con los juegos de roles, buscan representar mediante gestos y movimientos las acciones de personas y ambientes familiares para el niño.

Con la imitación y el juego, el niño irá conociendo mejor sus propias habilidades y preferencias.

Te puede interesar: 5 actividades para mejorar la conciencia corporal en los niños

 

Consigna: “Dibújate a ti mismo”

 

Con los primeros trazos de los niños sobre un papel (garabateo), además de alcanzar un objetivo psicomotor, se plasman las primeras representaciones de la mente; aquello que siente y percibe desde su interior. 

Te puede interesar: Educar ¿una carga?

 

Proveer materiales y libertad para dibujar, desde temprana edad, ayudará al niño a conocer que su cuerpo realiza acciones, las cuales dejan una huella sobre el papel. La consigna “dibújate a ti mismo” permitirá al niño descubrir diferentes aspectos de sí mismo y del mundo circundante. 

Debemos continuar potenciando el desarrollo motriz y la exploración del cuerpo de manera vivencial y perceptual, afianzando la noción del propio cuerpo, con sus alcances, su emocionalidad y creatividad.

 

Sin Comentarios

Publicar un Comentario