En tiempos remotos, cuando los padres ejercían autoridad, mejor acaso, mando sobre los hijos, generalmente no había opciones. El “¡tienes que hacerlo!”, “!tienes que comerte todo!”, “!tienes que levantarte a tal hora!” etc., eran disposiciones directas y verticales que habían de cumplirse a rajatablas y...

Abrir chat